6 jun. 2013

Ayer

La verdad es que estos días no estuve para nada bien. No es mi intensión hacer de una catarsis este post.
Pero sinceramente vengo de días muy tristes, viste esos días donde realmente sentís que no podes más? bueno así.

Ayer me decidí un poco para cambiar de aire otro para  aprovechar el sol del mediodía, me fui a una plazoleta que tengo cerca del trabajo en mi hora de almuerzo.
Me lleve el tejido y me dispuse a recibir esos mimos solares que lograron que me sienta un poco mejor.

Pasada una media hora, aparecen los micros para llevar a gimnasia a los chicos del colegio que está a la vuelta de ese lugar.
Y miro como los pequeños de no más de 9 años suben haciendo barullo y riendo.

Continuo con mi tejido hasta que de una de las ventanas del micro se asoma un niño y me dice:

-          Todo bien?-

No le respondí más que con el pulgar hacia arriba.

-          Con esa carita no parece que todo esté bien! – fue su respuesta

Esa frase logro sacarme una sonrisa. Y los escucho decir:

-          Con esa sonrisa sos más linda!

Logro que me riera y hasta me puse colorada.
No podía creer esas palabras de un niño tan peque.
Solo pude responderle con un Gracias!

Ese gracias que agradece haber sacado de un plumazo la tristeza y que termino de alegrarme el día.


Hay cosas o situaciones que uno no siempre puede expresar. O momentos que por su magia son difíciles de describir. 

3 comentarios

  1. A veces hay ángeles con caras de nenes o era al revés...Pero un mimo llega cuando una lo precisa,de la mano del sol del mediodía!Hay que estar atenta a las señales,es la 2da amiga a la que se lo digo en estos días...♥
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gabi, gracias! por tus palabras y por el amiga ♥.
    Creo firmemente que hay ángeles con cara de niños. Y que a veces no estamos tan atentos a las señales como deberíamos.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Arriba Luz! son dias complicados, se viene el frio, las cosas no se dan como uno quiere....pero hay que seguir para adelante, y disfrutar de cada momento, no desperdicies ni un minutos triste ni enojada, no vale la pena!un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar

Iluminada. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.